Archivo de etiquetas| corrupción política

B, la película (2015): Con B de blanqueo

Hola amigo@s, comparto mi nuevo comentario en la web con la que colaboro, esta vez trato una película muy interesante que toma como referencia la política actual de nuestro país, y no es otra que “B, la película”, dirigida por David Ilundain en 2015, con guion basado en la obra teatral Ruz-Bárcenas, escrita por Jordi Casanova.

Disponible en el enlace: http://cinefilosfrustrados.com/b-la-pelicula-b-blanqueo/

V de Vendetta: la manipulación, la venganza, el miedo y la violencia.

Hola, amigos, anoche haciendo zapping me encontré con una película que me enganchó, titulada V de Vendeta. Una producción americana dirigida por James McTeigue en 2006, situada en la ciudad de Londres, gobernada por un presidente que impone la represión, el miedo y manipula a los ciudadanos a través de una serie de mensajes por televisión.

Al comienzo de la historia, encontramos a una chica (Evey) que camina de noche por la calle y es acorralada por tres hombres que pretenden violentarla, cuando un señor enmascarado asoma por una esquina y termina con la vida de los agresores. La chica lo acompaña a una terraza, en la que serán testigos de un atentado preparado con música clásica de fondo, que fulminará un monolito símbolo de la justicia. Pero, justo antes de arrancar lo que denominará el “crescendo”, el enmascarado le preguntará el día en que se encuentran, precisamente comienzan las campanadas del 5 de noviembre, y cita los recuerdos de ese día “conspiración, pólvora y traición”.

Si indagamos un poco sobre los antecedentes de ese día en Gran Bretaña, nos encontramos con que La Conspiración de la pólvora fue un complot fallido organizado (1604-1605) por un grupo de provinciales católicos ingleses (Robert Catesby, Guy Fawkes) para matar al rey Jacobo I, a su familia y a la mayor parte de la aristocracia protestante, atentando contra las Casas del Parlamento durante la Apertura de Estado (5 de noviembre de 1605). Los conspiradores habían planeado secuestrar a los infantes reales, no presentes en el Parlamento, e incitar una rebelión en las Midlands. Esta medida pretendía ser la señal para un gran levantamiento de los católicos romanos ingleses, descontentos por las severas medidas penales adoptadas contra ellos, que finalizaría con la instalación de un rey obediente al Papa en el trono inglés. Realizados los preparativos, el Gobierno descubrió la conjura, que acabó con la ejecución de la mayor parte de los conspiradores y sirvió de pretexto para un endurecimiento de las medidas antirromanas. Este complot de la pólvora fue uno de una serie de tentativas de asesinato fracasadas contra Jacobo I, que siguieron al Complot Principal y al Complot ¡Adiós! de 1603. Muchos creen que la conspiración de la pólvora fue parte integral de la llamada Contrarreforma católica. Por ello, cada 5 de noviembre, en el Reino Unido, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Terranova, Canadá, San Cristóbal y Nieves, algunas partes de Estados Unidos y antiguamente en Australia, se celebra el fracaso del mencionado complot. Allí se conoce como la Noche de Guy Fawkes, la Noche de la Hoguera y la Noche de los Fuegos Artificiales. El descubrimiento a tiempo de la conspiración (5 de noviembre de 1605) impidió el derrocamiento de la dinastía protestante de los Estuardo, personificada en Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia, y la entronización de un monarca católico, previsiblemente su hijo el príncipe Carlos, debidamente instruido en los dogmas católicos.

Teniendo presente estos antecedentes históricos, esta película nos presenta las acciones de este enmascarado, cuyo objetivo es rebelarse contra los autoritarios, contra las injusticias, contra un estado que oprime, que impone la violencia, la represión, el estado policial, el odio y la intolerancia a quienes tienen una ideología distinta a la que intentan establecer a nivel nacional.

La idea de este señor es la venganza, haciendo uso de la violencia y terminando con la vida de la gente y destrozando edificios públicos. Cierto es que la violencia no es más que la expresión del miedo, nada justifica la violencia. Aunque, es el miedo el que intenta sembrar el gobierno en la sociedad, ante los medios de comunicación haciendo uso de la manipulación y sembrando el odio contra el enmascarado. Sin embargo, no podemos pasar desapercibido que V (el enmascarado) es una creación. Una creación del estado represor, dictatorial, que hace uso del terrorismo a pequeña escala, entrando a casa de la gente, no como venganza, sino para conseguir lo que quiere, que no es más que la dominación, el liderazgo y el dinero, manteniendo a las masas bajo control. Una creación que, ha sido fruto de un aprendizaje basado en que toda acción tiene una reacción. Principio tratado por la tercera ley de Newton, que establece que siempre que un objeto ejerce una fuerza sobre un segundo objeto, este ejerce una fuerza de igual magnitud y dirección pero en sentido opuesto sobre el primero. Y, extrapolado al caso de esta “creación”, podríamos decir que ha sido fruto de la violencia, pero en sentido contrario, es decir, entendemos que no para el mismo fin (manipular e imponer el miedo) sino hacer recapacitar a la sociedad, para que deje de tener miedo y unidos, enfrentarse a los gobernantes y las élites.

Esto es lo mismo que hace con la chica en la segunda parte de la película, cuando intenta huir de él, acudiendo a casa de su amigo, que será encontrado y asesinado por guardar un Corán en su casa, a pesar de no ser creyente de esta religión. La chica será encerrada en un habitáculo de unos pocos metros cuadrados, a través de un hueco recibirá una serie de cartas de una muchacha que fue repudiada por su padre por ser lesbiana y fue fusilada por el estado represor, tras hacerlo con su novia en el supermercado. Esta historia le calará a la chica, que será sometida a todo tipo de torturas, humillaciones, aunque en ningún momento podrá apreciar el rostro de la persona que intenta que diga algo sobre el “enmascarado” y hacia el final de su encierro, dispuesta a morir por no hablar, habiendo superado el miedo a quienes la han torturado, se encuentra que el guardia del pasillo no es más que un muñeco y que ha sido torturada por órdenes de V. De esta forma, ha superado el miedo a todo y le da un poco de ansiedad descubrirlo, porque realmente su reacción es fruto del miedo transmitido por los gobernantes, el miedo mental, y esas agresiones no han hecho sino reforzarla como persona, para enfrentarse a ellos.

Como bien dijimos, este individuo enmascarado terminará con la vida de todos aquellos que hicieron uso de las torturas, las agresiones… durante su estancia en uno de aquellos campos de internamiento. Entre los más destacados, tenemos a: un religioso, al que envían a una niña (un poco mayor, según le comenta la persona que lo avisa), y esta niña será Evey, quien le comentará que ha sido secuestrada por V y asomará por la ventana para matarlo, pero el anciano piensa que es un juego sexual. Este momento no será sino un perverso guiño a toda la trama de abusos infantiles que ha estado aflorando en los últimos años y que manchan la credibilidad y el respeto que busca la Iglesia Católica en la sociedad en general y entre sus adeptos en particular. Y en la cual, algunos de sus mandatarios no cesan de juzgar públicamente diferentes cuestiones de la gente (defendiendo la sumisión de la mujer, el poder del hombre en el matrimonio, alzando a figuras dictatoriales en sus misas…), pero dejan en manos de Dios el perdón de los pecados llevados a cabo por algunos de ellos, en lugar de cortar de raíz aquellos que no solo pecan, sino que delinquen y destrozan la vida de tantos y tantos niños alrededor del mundo. Por tanto, este religioso será asesinado, junto a una de las científicas que trabajó en aquellos campos, la última a la que V acudirá, pero mostrará una actitud distinta al resto: resignación. Es consciente perfectamente de lo que llevó a cabo y dejará a la luz un cuaderno en el que anotó cada una de sus actuaciones y, mientras está en la cama, abre los ojos y recibe la visita del enmascarado, que le expresará que la mató hace 10 minutos, agonizará junto a su rosa roja, con la que será encontrada por la policía. Esta será una muerte dulce, sin armas, sin agresiones físicas… a diferencia del resto de los casos, ya que la señora lo ha estado esperando, para que culmine su venganza con su muerte y no muestra ningún tipo de resistencia física.

Después de la trifulca en el túnel del metro, V se enfrentará a su “creador” que no es otro que el presidente del partido que gobierna en el país, terminará con la vida de todos los guardias, se quitará la coraza de hierro manchada de sangre y caerá en los brazos de la joven, quien lo subirá al tren, rodeado de rosas rojas (tren que el enmascarado ha estado ordenando durante años). Un policía la increpará para que no pulse la palanca, pero lo hará y seguirá su trayecto por Trafalgar Square hasta el Parlamento y se fulminará hasta el reloj al marcar las 12 de la noche del día 5 de noviembre del año siguiente, y junto a ello, fuegos artificiales que al finalizar formarán en el cielo una V, de Vendetta, de venganza, del número romano que marcaba el habitáculo en el que el enmascarado permaneció siendo torturado tantos años cuando tenía rostro, hasta la explosión de este complejo que provocó en él esas ansias de represalias, porque le desfiguraron tanto el cuerpo como la mente. Al actuar igual que un maníaco o perturbado mental (ya que se arrepentirá ante Evey encontrando felicidad interior con el destrozo de infraestructuras públicas). Un paralelismo de infraestructuras públicas aniquiladas, con el ideario conservador, manipulador, represor que controla un país, para que sea la propia sociedad quien construya otro, pero basado en destruir ese miedo, en no dejarse manipular, en luchar para conseguir derechos sociales. Un país que en última instancia no respetará el toque de queda de las 12 de la noche, no oirá las palabras de su presidente/líder en el televisor, sino que se colocará la máscara de V, y las calles se llenarán de personas convertidas en él durante esa noche, frente al estado policial que los apuntará con un arma.

En definitiva, todos serán V, todos somos V, quizás una monstruosidad pensarán algunos verdaderos monstruos, pero V no es más que la expresión de lo que un estado manipulador, represor, opresor, hace florecer en su gente, pero reiteramos que la violencia no es más que la expresión del miedo. Así pues, es este estado represor el que tiene miedo, miedo a lo que denominan “radicalismos o extremismos”, pero realmente es a que la gente despierte y se levante del televisor, miedo a que se descubran tantas verdades perversas que esconden bajo sus alfombras rojas. Rojas, como símbolo de tanta sangre derramada por tantas víctimas en diferentes circunstancias, de tantas armas vendidas por el afán del dinero, por la hipocresía. De tantas caras rojas que no pueden ni darlas ante la gente, ni mirarnos a los ojos, por tanta protección que llevan cada vez que caminan por la calle, sino que precisan una pantalla de plasma y un papel bien escrito. Porque bien cierta es una frase de esta película: los artistas mienten para que se sepa la verdad, pero los políticos mienten para ocultar verdades a la sociedad.

Cuestiones sobre el miedo para reflexionar:

-El miedo es inherente al ser humano, nace del instinto y se va desarrollando con el conocimiento de nuestro entorno.

-Superar el miedo empieza por identificarlo para luego intentar derrotarlo.

-El miedo negativo provoca parálisis.

-No hacer nada por derrotar los miedos es caer en la cobardía.

-El que nunca tiene miedo ni piensa en ello es un ignorante e irresponsable.

Pero, socialmente, ¿A qué o a quién tenemos miedo? ¿Por qué tenemos miedo? ¿A la violencia, a la represión, a la manipulación de nuestras mentes, al futuro, al trabajo, a la vida, al terrorismo? ¿Miedo a los muertos, a los vivos? Si el miedo es peligroso, si se convierte en un medio de control social, ¿por qué los gobiernos no llevan a cabo políticas para intentar derrocarlo, sino para beneficiarse de ello?

He aquí una reflexión de José Luís Sampedro: “Gobernar a base de miedo es muy eficaz. Si usted amenaza a la gente diciéndoles que les va a degollar, y luego no les degüella, entonces les puedes azotar y explotar. Y la gente dice “bueno, no es tan grave”. El miedo hace que no se reaccione. El miedo hace que no se siga adelante. El miedo es, desgraciadamente, más fuerte que el altruismo, que la verdad, más fuerte que el amor. Y el miedo nos lo están dando todos los días en los periódicos y en la televisión”.

Finalmente, nuevamente repito: la violencia no tiene justificación. Sin embargo, los poderosos hacen uso de ella lejos de nuestra vista, sin que seamos testigos de ella, pero luego recurren al miedo para apoderarse de nuestras mentes, y que lo sintamos ante cualquier acto vandálico o terrorista. Cuando es la violencia, la que florece y resurge tras haber padecido algún otro tipo de violencia.

¿Quién tiene la culpa? Como bien afirma V: mirémonos todos al espejo.

Justicia, igualdad y libertad, son algo más que palabras, son metas alcanzables si abrimos los ojos.

Os adjuto algunas escenas de la película, no intento defender ni justificar su violencia en ningún momento, sino reflexionar sobre ella:

 

 

 

Referencias consultadas:

Mente filosófica: http://www.mentefilosofica.com/2010/04/reflexiones-acerca-del-miedo.html#warpZR07KdqghzWe.99

Canal de Historia. http://mx.formula-history.tuhistory.com/hoy-en-la-historia/se-planeo-conspiracion-de-la-polvora

Historia General. http://historiageneral.com/2009/05/14/la-conspiracion-de-la-polvora-y-guy-fawkes/

 

 

 

El caballero oscuro (Christopher Nolan, 2008)

El caballero oscuro es una película dirigida y producida por Christopher Nolan. Lejos de enrrollarme y contar todo el argumento, me gustaría hacer reflexionar sobre el momento del vídeo que adjunto más abajo. Extrapolándolo al contexto social y poítico actual de nuestro país, España, donde los poderes públicos han tomado toda la infraestructura de tal manera, que se sirven de ello para beneficiarse y vivir con tantos privilegios, que se han olvidado de servir a quienes les dieron en su momento el voto de confianza, el pueblo.  Lejos de apoyar los servicios públicos como la sanidad, educación, servicios sociales, entre otras cuestiones, se sirven de los impuestos públicos para inyectar ese dinero a colegios privados, privatizar hospitales, ofrecer terrenos municipales a empresas privadas, a cambio de “mordidas”. Además de todo un sin fin de actuaciones corruptas, que hacen que nos cuestionemos si de verdad están manejando con cabeza nuestro dinero, o están jugando con él, como quien juega con una pelota y hace con ella lo que le conviene, en beneficio de su propio interés.

Y todo, en un entorno en el que hay miles de personas sin casa, sin comida, sin higiene, sin educación, sin sanidad, sin poder pagar sus tratamientos…, y un entorno público que vive en su mundo, echándoles la culpa a la sociedad de sus propios problemas. Entornos públicos que viven en una caverna y no quieren asomarse al mundo real, porque no les interesa, ya que en su mundo de privilegios y riquezas viven mucho mejor. Asomando la cabeza un poco, solo cuando hay cualquier dato, para crear una oleada al grito de “la economía de España mejora”, mientras los bancos de alimentos y comedores sociales están desbordados. Pero, hablar de comedores sociales, pobreza, corrupción política, recortes en sanidad y educación que están afectando a miles de familias… es ser populista,  mientras descubrimos sus sueldos, sus viajes pagados con nuestros impuestos, fraudes en subvenciones públicas y todo un sinfin de temas que oímos cada día.

Aquí presento una escena un poco agresiva, lo que no quiere decir que incite a la violencia, pero es ejemplificadora de los tiempos en que estamos viviendo. Una llamada al pueblo, no desde la violencia, sino desde el diálogo y el raciocinio, para formar parte de la recuperación de los derechos, perdidos por la incompetencia de algunos y la delincuencia de otros. Defendiéndose con la prescripción de delitos, mientras han estado años machacándonos conque vivíamos por encima de nuestras posibilidades y lo que se esconde detrás es la poca vergüenza en sus actuaciones.

Documentales de Michael Moore

Michael Moore es un cineasta documentalista y escritor, nacido en FlintMíchigan, Estados Unidos, el 23 de abril del año 1954. En su periodo de juventud, colaboró en el periódico escolar y trabajó como editor en su propio periódico. Sin embargo, encontró en el cine el mejor medio para expresar sus ideas. También realizó documentales para televisión, además de colaborar en la realización de un documental sobre los neonazis y racistas.

Es muy conocido por su mentalidad progresista y se ha ganado la fama de crítico satírico y sarcástico contra el orden de los Estados Unidos. Se propuso mostrar la cara cruel, dura y peligrosa de ese gran país, supuestamente llamado el “país de las oportunidades”.

Para algunas personas, como sobre todo los políticos o los personajes relacionados con el mundo financiero, este cineasta se ha convertido en un tipo indeseable, que va pregonando a los cuatro vientos, con un megáfono, verdades muy incómodas y que dejan en vergüenza al gobierno, así como sacar a la luz trapicheos del gran poder, indecentes, pero que son reales.

Su estilo se basa en mostrar la gran realidad de este país y dejar al descubierto ante el mundo, las consecuencias de las acciones deliberadas y por conveniencia, tomadas por los políticos y los poderosos de Estados Unidos.

Gracias a las fuertes críticas que recibe a sus discursos audiovisuales, hizo que se hiciera un personaje polémico, y la venta de sus libros y las entradas de sus Films, aumentaron considerablemente.

Algunos críticos atacan a Moore porque supuestamente es un egoísta que suele a “vanagloriarse”, pero no son más que reacciones enfurecidas, ya que el director, se ha atrevido a desafiar a las autoridades y ha ayudado a revelar que existe una gran masa de simpatizantes que han sido reprimidos y a quienes no se les ha permitido expresar sus sentimientos.

Hace poco se publicó un libro criticando a Moore titulado “Michael Moore is a Big Fat Stupid White Man” (“ichael Moore es un gordo blanco y estúpido’) y en una película aún no estrenada llamada “Michael Moore Hates America”(‘Michael Moore odia a América’). Igualmente, sus obras han sido un objetivo importante de análisis, acusándoles de que numerosas informaciones de sus documentales son falsas o están distorsionadas.

En este trabajo, vamos a realizar un análisis sobre algunos documentales del cineasta Michael Moore. He escogido este director porque me resultan interesantes sus proyectos audiovisuales de crítica a la sociedad, sobre todo a Estados Unidos, dedicándose a temas, como la política del ex presidente de Estados Unidos, George Bush, violencia armada, invasión de la paz, sanidad, entre otros.

  • Bowling for Colombine

En su documental “Bowling for Colombine”, presenta un análisis de la cultura relacionada con las armas en Estados Unidos. Tuvo mucha polémica en los estudios de Hollywood al ganar algún Oscar y varios premios en Festivales de cine. Esta polémica también fue generada al criticar al que en esos momentos era presidente de este país, y tuvo la oportunidad de denunciar George Bush.

En este documental, como en otros muchos, vemos al propio Michael Moore inmiscuirse entre los ciudadanos con su cámara, para ir preguntando y observar de primera mano, cuáles son las sensaciones y emociones de la gente ante el tema de la agresividad y la violencia. La temática de este documental es el uso de las armas, tanto sus ventajas de defensa personal como sus inconvenientes de uso inadecuado de menores. Muestra casos de sucesos de asesinatos en Colombine. Presenta casos de menores de edad que llevan armas al colegio, así como asesinatos que se han producido a causa del uso de estas armas en centros escolares.

Hace una crítica a una asociación que defiende el uso de las armas para la defensa personal, y acude a casa de su presidente a hacerle unas preguntas sobre el tema de la niña que murió a causa del uso de las armas.

También, Moore entrevista a un cantante de un grupo de Rock and Roll para saber su opinión acerca de este tema y su visión de la sociedad de consumo actual, ya que tuvo que cancelar un concierto a causa de los fallecidos en el colegio de Colombine.

Vemos imágenes de archivo de películas, videojuegos, en las que utilizan armas, agresividad, así como imágenes de las conquistas de indios y cowboys del oeste, imágenes de recurso del exterminio de la época nazi, con Adolf Hitler, en blanco y negro. Los creadores de la serie South Park, también originarios de Columbine, dieron visión, no solo de la cultura armamentista, si no además de la decadencia de la sociedad estadounidense causada por el miedo, manipulación y represión por parte de los medios de comunicación incluso de la misma comunidad en general, hechos que los llevaron a crear esta serie satírica que hoy en día goza de fama mundial. También se muestra un segmento animado donde se describe un breve resumen de la historia norteamericana, centrándose en los antiguos peregrinos, quienes al sentirse impotentes, llevaron al territorio a un estado total y constante de miedo desde la llegada de los colonos hasta las casi la actualidad, pasando por la época de la guerra civil y la esclavitud junto con el empresario armamentista de la época, Samuel Colt. 

Moore entrevista a jóvenes, policías, para ir contrastando lo que piensan los diferentes colectivos de la sociedad americana acerca de las armas y la violencia, en algunos casos extrema, que ejercen en ciertas partes de Estados Unidos, así como a personas de algunos puntos de Canadá, para saber su opinión sobre sus vecinos estadounidenses y su gobierno.

La música en ciertas partes del documental nos transmite esa sensación de tristeza ante las muertes provocadas por el hecho del uso generalizado de las armas en todo el país. La pena y el sufrimiento de familiares que han pasado el dolor de perder sus hijos ante esta catástrofe, producida por la violencia ejercida por la juventud, promovida tal vez por la violencia vivida en sus hogares, por el cine, videojuegos, o por los medios de comunicación de masas en general, que venden sobre todo que sin un arma no se es nada, y que hay que ser agresivo o violento para defenderse. Sin darse cuenta, que al mismo tiempo que se es agresivo para defenderse uno por necesidad, se está agrediendo a personas que no tiene culpa de nada.

Como dije anteriormente, critica una asociación que defiende el uso de las armas, a favor de la propia libertad de la persona y de su defensa individual. Respecto a esto creo, que al mismo tiempo que defiende la libertad de la persona, está fallando a la libertad de los demás, ya que la libertad de uno termina donde empieza la del otro, y el uso de un arma es un hecho que arriesga la vida de muchas personas, no solo la de uno. Individualmente se debe estar capacitado tanto física como psicológicamente para hacer uso de este instrumento de defensa.

Me resulta interesante, cómo refleja en el documental, que a partir de lo sucedido el 11 septiembre de 2001 en las torres gemelas, la gente se ve más necesitada de protección, ya que el miedo empezó a apabullar a la gente, miedo a todo lo relacionado con la cultura musulmana, hasta el punto que las empresas se empezaron a beneficiar de ello, convirtiéndolo en un negocio con bastantes ingresos, como es la venta de armas.

El propio Moore se presenta con personas afectadas por las armas, ante una asociación, con personas realmente afectadas y con gran discapacidad en partes de su cuerpo, debido a las balas que tienen dentro, y por lo que no pueden llevar una vida normal.

Vemos cierta crítica, cuando muestra entrevistas que hace y las respuestas que recibe, de personas adineradas y con cierto status económico en el país. La gente con dinero, que no se preocupa por las cosas realmente importantes del país y explotan a la clase proletaria.

Según mi punto de vista, me resulta indignante como un presidente de un país, se preocupa más de mandar tropas a otros países para hacer la guerra, mientras que no cuida a la gente de su propio país, habiendo madres solteras, que tienen que dejar a sus hijos descuidados en casa, para salir a trabajar y tener dos trabajos para poder sobrevivir, es ahí donde empieza la violencia, ya que son los propios niños los que, al no saber qué hacer estando solos en casa, deben educarse solos, y en cierto sentido, comienzan con la violencia vista en televisión, sin ningún tipo de restricciones.

  • Farenheit 9/11

En otro de sus documentales, como es “Fahrenheit 9/11”, habla de los vínculos económicos, entre las familia del presidente Bush y la familia Bin Laden, las supuestas motivaciones financieras escondidas, de la invasión de Irak en 2003 y la supuesta credibilidad y ausencia de crítica del ciudadano medio americano.

Tuvo gran éxito, aunque la cadena distribuidora se negó a distribuir la obra, pero al ganar la Palma de Oro, varias pequeñas productoras aceptaron su distribución el día en el que Moore había elegido, como fue un 4 de julio, coincidiendo con la Independencia de Estados Unidos.

En este documental vemos menos la aparición física de Moore, aunque sabemos que es él quien realiza los comentarios. Critica la forma en la forma en la que aprobaron la legislación de Bush, y que ante esta problemática, huyó y se fue de vacaciones.

Me resulta gracioso el momento en que Michael Moore se dirige a Bush y éste le dice que se busque un trabajo de verdad, cuando es el propio presidente quien no hace nada por el país. Creo que es indignante la actuación de Bush cuando se le informa que un avión se ha estrellado contra una de las torres gemelas, y él ignora esto y se dirige a realizar su sesión de fotos promocionales.

Moore explica que el gobierno de Bush, tras el 11 de septiembre, trató convencer de forma intencionada, a la población de que el régimen de Saddam Hussein tuvo algo que ver en ese ataque terrorista. Pero bien se sabía que esta conexión era una ficción y que Irak nunca había atacado a Estados Unidos. El cineasta no pierde la oportunidad y tuvo tiempo de sacar a la luz cómo el gobierno de Bush intentó utilizar las trágicas muertes en Nueva York y en Washington para justificar sus nefastos planes políticos.

Respecto a la técnica de documental, se podría decir que utiliza imágenes de archivo, entrevistas tanto a profesionales como ciudadanos afectados de alguna forma, mapas explicativos para situar al espectador en el contexto, imágenes de archivo de los atentados en las torres gemelas. Podemos ver la indignación de los afroamericanos en Estados Unidos al sentirse desprotegidos e ignorados por parte de los políticos, senadores y demás personas con cargos gubernamentales.

Por otro lado, observamos que animan a la juventud a iniciarse en las fuerzas armadas para proteger a su comunidad, además para ganar dinero para sus estudios. El mandar a los jóvenes a la guerra con la ilusión de defender a su nación, es hacer que destruyan su juventud y esa parte de la vida que todo ser humano tiene derecho a vivir dignamente, y no matando criaturas para supuestamente conseguir la paz, utilizan sobre todo a personas pobres, que saben que son más solidarias y lo dan todo por su país, los más indefensos y necesitados. Se priva a la gente de su propia libertad de elección, mandándoles a la guerra o ir a la cárcel. Moore atravesó por las amargas experiencias de la clase obrera en Flint.

La música es introducida sobre todo en los momentos en los que vemos a George Bush, para darnos a entender el mundo de fantasía y de “sueño americano” en el que vive, evadiendo todo lo importante de país, mientras se va de vacaciones. Música de tristeza donde apela la sensibilidad del espectador, y sentir el miedo que tienen las personas a la guerra, pero que aún así el presidente ignora o se hace el desentendido para no preocuparse de lo verdaderamente importante.

  • Sicko

Otro de sus documentales es “Sicko”, que presenta un fuerte retrato del sistema de salud americano, una crítica a la industria médica y farmacéutica, así como un retrato de las necesidades que atraviesan la mayoría de los pacientes en Estados Unidos. Comparándolo con la sanidad en otros países como son Francia, Gran Bretaña, e incluso Cuba, países tan criticables por los americanos en ciertos puntos políticos, pero que a la hora de la sanidad apoyan más a sus enfermos y pacientes, y no mueven a los médicos a trabajar de una forma tan movida por los salarios, sino más por el respeto a los pacientes y a utilizar sus conocimientos médicos para ayudarlos de forma positiva.

Vemos diferentes personas, cada una con una historia distinta por la cual las diferentes compañías se niegan a hacerles un seguro médico, por diferentes causas, a veces injustificables.

La música del inicio hace sentir al espectador la ilusión y la alegría por el sueño americano, familias felices. Muestra una realidad cruda, pero que al fin y al cabo es la realidad, a la que todo americano indefenso o sin recursos suficientes debe enfrentarse. Como por ejemplo, nos muestra, bebés pequeños, con diferentes problemas de salud, que están incluso para morirse, y los hospitales y las urgencias se niegan a visitarlo hasta saber si el seguro médico lo cubre. Compañías que se niegan a darle a personas más de una sesión de quimioterapia, tras ser operado de cáncer, cuando lo conveniente es al menos 2 o 3 al mes, y se niegan a dárselas por cuestiones de seguro médico.

En ocasiones, las personas que trabajan para hacer los seguros médicos, se encuentran impotentes durante la entrevista con las personas que van a hacerse su póliza de seguros, porque saben que se les van a negar por cualquier mínima cuestión incoherente. La lista de enfermedades y problemas de salud que no se deben tener para obtener este seguro es interminable, y en ocasiones es incomprensible. Por ejemplo, si se mide 1,59 y se pesa 80 kilos ya niegan el seguro porque se es demasiado gordo, o si alguien mide 1,80 y pesa 40 kilos, también les niegan el seguro, porque es demasiado delgado, cuestiones a veces ilógicas. Los seguros recurren a buscar problemas del pasado que ya no se tienen, no tienen nada que ver con la situación de salud actual y se les da relevancia a la hora de hacerse un seguro. Innumerables seguros médicos, venden muy bien sus servicios por Internet o por televisión, pero a la hora de la verdad, no cumplen con lo que prometen ni cubren todos los servicios necesarios básicos para la salud, y básicamente si uno no tiene dinero, se muere y nadie mueve un solo dedo.

Michael Moore se traslada a otras partes del mundo, como son Francia, Canadá y Gran Bretaña, para comparar como es el seguro médico de salud y la sanidad en general, en estos países, completamente diferentes al de Estados Unidos, en todos los sentidos.

Moore se sorprende ante algunas situaciones relacionadas con el servicio de salud en otros países, e incluso se piensa que le están tomando el pelo en varias ocasiones. Realiza entrevistas a profesionales de la salud de otros países, para contrastar como los médicos de otras naciones cuidan y se preocupan más por la salud de sus pacientes.

La música que oímos cuando Moore está en Gran Bretaña, recuerda a la Familia Real. Vemos alguna que otra imagen en blanco y negro, que recuerda a alguna película. También, observamos imágenes aceleradas, para mostrar la rapidez o la velocidad con la que hacen las cosas.

En una ocasión, el cineasta es testigo de la atención urgente a varios pacientes en una noche. Durante el paseo de Moore por Paris oímos música en francés, lo que ya sitúa al espectador en el país en el que se encuentra el director.

En contraste con estos países, vuelve a Estados Unidos, donde algunos hospitales toman la iniciativa de abandonar a los pacientes mayores que no tienen recursos, pagándoles un taxi y dejándolos en cualquier sitio en la calle, en estos momentos oímos música de tristeza, lo que puede hacer sentir emoción en el espectador, ante esta situación tan denigrante y frustrante.

De nuevo como en otros documentales anteriores, vemos a George Bush. Moore acompaña a afectados por el 11-S a ir a Cuba, como último recurso, para ver si en este país pueden hacer algo por su salud, debido a las repetidas negativas que les presentan en Estados Unidos para ayudarles con los problemas que les ocasionó el salvar vidas durante los atentados de las torres gemelas.

Al llegar este país, no se creen tanta amabilidad y respeto por parte de todo el mundo, ya que en Estados Unidos mostraba Cuba como el país más malvado de todo el mundo. Vemos imágenes en blanco y negro en momentos en los que sale Fidel Castro, como el enemigo odiado por todos.

En este documental, los planos cortos de los afectados intentan que el espectador se meta en la vida de las personas afectadas, y hacen que el que lo este viendo comprenda el sufrimiento y el dolor de estas víctimas.

  • “Capitalismo, una historia de amor”

Este documental, que ganó dos premios en el Festival de Venecia, es un análisis sobre la crisis mundial desde lo más profundo de las grandes asociaciones y entidades norteamericanas y sus filosofías empresariales. Aunque también es un retrato de las familias que lo han perdido todo.

Moore muestra su sarcasmo habitual para “atacar” a políticos e instituciones financieras, atacando al capitalismo paso a paso y buscando las claves de la pésima situación económica en todo el mundo.

En el documental, vemos cómo el sueño americano se va evaporando, mientras muchas familias pierden sus puestos de trabajo, sus casas y los ahorros de toda su vida a costa de las ganancias de aquellos ambiciosos que solo viven por y para el dinero.

Para sacar a la luz a los verdaderos culpables de esta crisis planetaria, Michael Moore se adentra en los diferentes estratos sociales de Estados Unidos, desde las viviendas más humildes, hasta los pasillos gubernamentales de Washington. El documental cuestiona cuál es el precio que tiene que pagar el país más poderoso del mundo, por su amor al capitalismo.

Con su gran sentido del humor y crítica, Moore nos va fotografiando y mostrando las miserias, y sacando los colores a los políticos bandidos habituales, y lo hace comunicando el mensaje con mucha habilidad.

Vemos que realiza entrevistas a actores y profesionales de áreas concretas, imágenes de archivo de diferentes películas, tanto en blanco y negro como en color, acontecimientos concretos, y cómo no, vemos imágenes de George Bush en sus conferencias, tan repetida en casi todos sus documentales. Imágenes de la Iglesia Católica, sacerdotes, curas y obispos. También nos muestra imágenes de una película de Jesucristo manipuladas, lanzando proclamas neoliberales, en la que se confiesa capitalista, y que no curará al señor enfermo ya que tendría que pagarlo de su bolsillo. Me llama la atención la sobreexposición de imágenes, en la posproducción, de Cristo y un Congreso de diputados de políticos o gentes de la bolsa.

Vemos anuncios que nos venden la felicidad de tener dinero y lujos, imágenes de masas que se manifiestan tanto en las calles con pancartas como en lugares cerrados, así como personas que acuden a las conferencias del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con promesas de cambio en la sociedad americana, cantidad de afroamericanos luchando por sus derechos en las calles.

Fuentes bibliográficas:

http://www.michaelmoore.com

http://www.cosasdelcine.es/nuevo-documental-michael-moore/

http://www.cubaperiodistas.cu/noticias/noviembre10/26/05.htm

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2010112509

http://www.rebelion.org/autores.php?id=52

http://www.liberalismo.org/articulos/108/michael/moore/

http://www.labutaca.net

http://www.filmaffinity.com

http://www.elmundo.es

http://www.elpais.com/todo-sobre/persona/Michael/Moore/2522/

http://www.educared.org.ar/enfoco/ppce/escenarios/07_Integracion/propuestas_culturales.asp

Fotogramas

Filasiete